las Islas Perhentians son un paraíso?


Os acordáis de que en el último post os describí cómo eran los baños de los hoteles en Malasia? Pues en los últimos 10 días hemos tenido tiempo de comprobar que podía ser aún peor. Desde Kuala Lumpur volamos a Kota Bahru, el aeropuerto más cercano a las islas Perhentians. Allí buscamos una habitación para una noche porque a la mañana siguiente saldríamos para las islas. No merece la pena nombrar ni el nombre del hotel, pero eran habitaciones en un edificio, en una de las cuales había dos señoras mayores que no hablaban inglés. Tras pactar por señas 12,5 euros nos llevan a la habitación que tenía un colchón viejo sin sábanas y un cuarto de baño sin lavabo ni papel. Fue toda una odisea y un montón de risas conseguir que nos dieran una sábana para taparnos y papel higiénico, que no tenían y nos dieron lo que les quedaba de un rollito que tenían en la recepción. Pues lo dicho, el baño era un váter y una ducha con un grifo, sin lavabo ni nada, así que para lavarnos la cara o las manos teníamos directamente que ducharnos. Os dejo una foto:

EL BAÑO SATÁNICO

A la mañana siguiente nos fuimos a la estación de autobuses para coger el bus que nos llevara al embarcadero para coger el barco. A las 10,30 de la mañana estábamos allí esperando el autobús de las 11. Pasaban autobuses que no estaban muy mal, y nosotros muy contentos diciendo anda, mira por donde vamos a ir en un autobús nuevecito. Cuando llegó el nuestro era el más viejo y sucio de todo el continente, ¿por qué suele pasar eso? Bueno no pasa nada, en una hora llegamos y fuera. Pero cual fue nuestra sorpresa cuando a los 5 minutos nos dicen que el autobús está roto y que nos bajemos, que no sale, que tenemos que esperar al siguiente a las 12,30, una hora y media esperando bajo un sol de justicia!!! maldición!!! como no teníamos paciencia decidimos hacer autostop. Pero tras un rato esperando decidimos dejarlo porque era como buscar un coche que te lleve a córdoba en el mismo centro de Sevilla, bastante complicado. Así que no quedó otra que volver a la estación. Y dos horas más tarde estábamos montaditos en otro igual de viejo y sucio pero ya rumbo al embarcadero. Tardó dos horas y no una, así que cuando llegamos eran las 3 de la tarde!!! uffff directos al embarcadero a coger el primer barco que saliera. Y en unos 40 minutos estábamos en las islas Perhentians. Viva!!!

 SEÑOR, ME LLEVA AL MUELLE?

SÍ, MIRE, TODO RECTO PA LAS PERHENTIANS

Las Islas Perhentians son dos islas, una grande y otra pequeña. La más popular es la pequeña, y en esta hay dos playas con hoteles: Long Beach y Coral Bay. La isla es una preciosidad, no hay coches, todo el interior es pura selva y algunos caminos que conectan las playas más importantes, y a parte de las dos playas con hoteles para guiris y otra con la villa de pescadores, el resto son playas desiertas que son una maravilla. El acceso a la mayoría de estas playas sólo puede hacerse desde el mar, por lo que son absolutamente vírgenes.


 EL AGUA CRISTALINA Y LA ARENA BLANCA TOTAL


 AÚN QUEDAN CABINAS DE TELÉFONO EN LOS LUGARES MÁS INSOSPECHADOS...

 TIBUROOONNNN!!!

 ÉSTA ES CORAL BAY


 PABLO SUBIENDO A LOS CIELOS...




 ESTE ES NIELS, UN ALEMÁN CON EL QUE HICIMOS NUESTRA PRIMERA CLASE DE ACRO-YOGA 

En las dos playas que nos podíamos quedar hemos encontrado pros y contras. De cualquier forma decidimos quedarnos en Long Beach, porque cuando la lancha paró en Coral Bay vimos que era una playa muy pequeña, con no muchos hoteles. Y jugábamos con algo en nuestra contra: dos semanas de vacaciones escolares que hacían que la mayoría de los hoteles del país estuvieran llenos. Así que decidimos continuar en la lancha hasta Long Beach, que imaginamos que tendría más hoteles y que sería más fácil encontrar habitación para 8 días. Tampoco esta playa es muy grande, y los hoteles son en su mayoría cabañas de madera, no imaginéis una playa tipo Benidorm. La playa es muy bonita, el agua muy caliente y absolutamente transparente, la arena blanca y muchas palmeras. Después de mucho buscar acabamos en la mejor opción relación calidad-precio. Teniendo baño dentro de la cabaña, los Matahari Bungalows a 17,50 euros son decentes. Y nos hemos alegrado mucho de quedarnos aquí, porque es tranquilo, la comida es buena y el entorno es bonito. Además de que el personal es muy amable. En la terraza de nuestro bungalow hemos desayunado por las mañanas y leído al atardecer, una absoluta gozada. Y en la playa nos hemos bañado hasta arrugarnos como pasas. Por cierto que como nos advirtieron que la comida aquí era muy cara y que era mejor traer todo lo posible, decidimos traer desayunos para evitar hacerlo fuera. Veníamos con dos bolsas de 500 gr de cereales y leche para toda la semana. Y ha sido un triunfo, porque aquí no encuentras un desayuno por menos de 4 euros y porque desayunar en nuestra terraza ha sido una gozada.

 LA CABAÑA DEL MATAHARI

 DESAYUNO EN LA TERRAZA


También hemos alquilado un kayak para ir a visitar playas perdidas, y hemos hecho snorkeling tanto por nuestra cuenta como en excursiones contratadas. Y tengo que decir que ha sido una pasada, porque tiene mucho coral y mucha diversidad. Además hemos visto tiburones de arrecife, tortugas, serpientes marinas, mantas, morenas y miles de especies de peces de colores. Y todo eso sin haber echado comida para que vinieran (como nos ha pasado en otros sitios donde hemos buceado), pero hay tantos que los ves seguro. Vimos muchos tiburones y tortugas en Belice y Honduras, pero allí sí que lanzaron comida al agua.





Sinceramente, al principio no nos gustó demasiado ni la playa ni el hotel. Pero tengo que decir que a lo largo de los días hemos ido sintiéndonos mejor y mejor y que nos ha costado mucho marcharnos. Y es que aunque la playa puede parecer paradisíaca, porque tiene todo lo que necesita para serlo, le sobran guiris y basura. Es de las islas mas sucias que hayamos visto nunca. Las playas, incluso las desiertas, están llenas de bolsas, botellas de agua y latas de cerveza que arrastra la marea, os resulta increíble? A mi también, he estado indignada todo el tiempo. Además detrás de la fila de cabañas hay basura y agua estancada putrefacta que no limpian desde hace un siglo. Según un chico de nuestro hotel, el gobierno debe limpiar la playa y las aguas residuales, porque los terrenos son suyos y esto es parque natural en el que hay que pagar una tasa para entrar para su conservación. Pero no hacen nada, lo que sumado a que tanto guiris como locales son unos guarros, hacen una playa bastante sucia. Además aquí hay mucho turismo joven con muchas ganas de fiesta, y desde las 5 de la tarde la música tecno en los bares de la playa no te deja ni hablar y por la noche no te deja dormir. Eso para un veinteañero con ganas de fiesta puede estar muy bien, pero con casi 40 y más ganas de descansar y disfrutar del entorno que otra cosa es bastante desesperante. Coral Bay tenía menos música y los precios tanto de la comida como de las excursiones son mucho más baratos allí, pero la playa es más pequeña y hay un gigantesco embarcadero de cemento que la afea muchísimo. En fin, que según los locales la isla ha cambiado tanto en los últimos 10 años que ya ni la reconocen. Dicen que ya no hay tortugas, ni peces para pescar, que ahora es más barato construir en cemento que en madera y que ya no tiene nada que ver con lo que fue. Lo creo, seguro que hace 10 años no tenía nada que ver y aún conservaba ese encanto de los paraísos perdidos. A mi entender, hoy en día ha perdido ese encanto, a pesar de que siga poseyendo una belleza espectacular.



LA SUCIEDAD QUE HAY POR TODOS LADOS DESILUSIONA BASTANTE
Y muy a nuestro pesar nos hemos marchado. Fue un error dejar estas islas para el último lugar, pero el intento de navegar hizo que cambiáramos nuestra ruta. Y nos hemos marchado porque dentro de 3 horas cogemos un avión rumbo a... ¡¡China!!. Si, si, a China. Los que nos seguís desde hace tiempo sabéis que cuando fuimos en 2009 nos desesperaron tanto los chinos que acabamos marchándonos antes de lo que teníamos previsto. Pues hemos decidido hacer un segundo intento. Y aunque hemos leído muchos blogs de gente con los que nos hemos reído porque han tenido las mismas experiencias que nosotros, esta vez estamos haciendo un importante trabajo de concienciación antes de ir. Sabemos lo que hay y estamos armándonos de paciencia para soportar lo que implica viajar por el gigante asiático. Nos hemos comprado dos billetes a la provincia de Yunnan, al suroeste del país. Y por qué allí? Pues sobre todo porque buscando a donde irnos, encontramos estos billetes a 60 euros, y como yo siempre he querido ir al Tibet, y justo estamos en verano, pensamos que era una oportunidad para intentar entrar en el Tibet desde allí. Nuestra intención no es estar mucho tiempo, porque buscando información hemos visto que es muy caro. Pero veremos varias cosas que queremos ver en esa región e intentaremos lo de Tibet, que si no nos cobran oro por entrar, entraremos. En Kuala Lumpur conseguimos los visados, después de que durante 4 días se pensaran para cuanto tiempo nos lo daban. Nos han dado 2 meses que nos van a sobrar de largo. Yo pensaba que nos lo denegarían después de todo lo que escribimos en nuestro blog tras la primera visita. Pero no, 4 días después volvimos a la embajada y allí estaban nuestros sellos. Listos para entrar en China! No sabemos si podremos actualizar normalmente el blog desde allí, la última vez tanto los blogs como el facebook estaban capados y no podía acceder a ellos. A ver qué nos encontramos. Deseadnos suerte!!!
Pablo Troncoso Web Developer

2 comentarios:

  1. Cual es la playa mas bonita en la q habeis estado? ( pura curiosidad ;))

    ResponderEliminar
  2. Muchas suerte en la aventura China, chicos!
    Me acabo de incorporar a vuestro blog.... Me teneis fascinada!

    ResponderEliminar